Cuidados del Recién Nacido

Cuidado con el Cordón Umbilical
Después del nacimiento de tu bebé es importante que cuides su cordón umbilical para que el ombligo cicatrice sin problemas y puedas prevenir alguna infección.

Recuerde:
Dale baños de esponja a su bebé en lugar de sumergirlo en una tina de agua.
Mantén el pañal doblado debajo del cordón para evitar que se empape de orina.
No coloques fajas, pañuelos ni monedas en el cordón, esto podría ser perjudicial.
Realiza la limpieza del cordón umbilical tres veces al día teniendo en cuenta los siguientes pasos:
Prepara tus materiales: gasa estéril y alcohol al 70%.
Lávate las manos con agua y con jabón.
Cambia el pañal de tu bebe y vuelve a lavarte las manos.
Toma una gasa con un poco de alcohol y limpia el cordón de adentro hacia afuera en forma circular.
Seca el cordón umbilical con una segunda gasa.
Dobla el pañal para que no exista fricción entre el pañal y el cordón.
5. Debes acudir al médico si tu bebé presenta cualquiera de estos signos:

Secreción de color amarillento y maloliente del cordón.
Piel enrojecida alrededor de la base del cordón.
Llanto cuando usted toca el cordón o la piel que lo rodea.
Fiebre mayor de 38° C.
No Olvide:
El cordón umbilical debería secar y caer, a más tardar, cuando el bebé tenga ocho semanas. Si permanece después de ese tiempo, es posible que haya otros problemas, visita al médico.

Si la zona del cordón umbilical de su bebé parece salirse hacia afuera cuando llora, es posible que tenga una hernia umbilical, visita al médico.

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies